En octavos de final se enfrentaría al argentino Diego Schwartzman al que derrotaría por 6-3, 6-7(4), 6-3 y 6-3 en 3 horas y 51 minutos para alcanzar a los cuartos de final por décima vez en 13 participaciones en Melbourne, lo que le garantizar retener el número uno una vez finalizado el torneo. En cuanto al modelo de la suplente, consta con la particularidad de que será de color violeta «inspirada en la igualdad de género, una iniciativa que promueve los valores de diversidad e inclusión», según Adidas.