Se trata de la final de la Recopa de 1971 disputada en Atenas, con el Chelsea como rival. Independientemente de quién gane la final, el personaje perdedor toma su derrota gentilmente mientras el otro celebra ser coronado como el mejor equipo de clubes de Europa. De vuelta en la Liga de Campeones, Alex se enfrenta a la Juventus y Danny una vez más se enfrenta al equipo de su hermano.